11 ago. 2008

ALEJANDRA

Por Jair García-Guerrero

Arde el altar; ha llegado una nueva:
la catedral el iluminado encontró
echa la vida y la muerte, pues confió
jugar en la mesa de la esperanza.

Ante la cálida cruz de su vientre,
nuestro Arquitecto las velas encendió:
dales amarres con sagrada intención
rosas y estrellas y espera paciente.

Ante la campana, palomas de paz
yacen en lo alto esperando el honor
con el que cruzan la bóveda alta:

cielo invadido por su amor, nada más.
Ya de esta alianza se escucha otro rumor:
arderá la llama eterna y santa.

2 ago. 2008

MIL AÑOS DESPUES...

Por Antonio Castro Manzano

Mil años después...

aquel ser de figura amorfa

se incorporó en su lecho

de rojiza arena

y con lo que parecían ser unos ojillos

vidriosos, viscosos

oteó el horizonte de la nada

emitió un sonido gutural,

menos humano que animal

y, desconsolado,

se tendió de nuevo

sobre su lecho milenario

para seguir durmiendo.

KILLER

Por Antonio Castro Manzano

Killer... Killer... Killer...

Dicen que soy un asesino y que voy a morir.

Dicen que maté a una anciana y a una niña y que por ello debo pagar.

Dicen que voy a morir con una inyección de sal.

Killer... Killer... Killer...

Voy a morir y no sé por qué.

¿Que soy un asesino...?

Yo no sé qué es ser “un asesino”.

Yo no sé qué es “matar”.

Killer... Killer... Killer...

Dicen que en un arranque de violencia maté a una anciana, mi ama.

Y a su nieta, mi querida niña...

Que les destrocé la yugular...

¡Qué es la yugular...!

Killer... Killer... Killer...

Dicen que soy un asesino y que debo morir...

Dicen que me van a aplicar una inyección de sal...

Y que voy a dormir

para ya no despertar.

Que será sin dolor...

¡Que debo morir...!